martes, 6 de agosto de 2013

Francisco

Hace muchísimo que no escribo. Tampoco es un blog para escribir todos los días, pero me parece que está 'demasiado' parado. Tal vez Francisco me ayude a re-emprenderlo. Y no es porque no estuviese contenta con Benedicto... Pero al ser él latinoamericano, puede ser que su mensaje -y en este caso sobre la vida religiosa- nos afecte más a sus paisanos. Esa es la impresión que tengo. Y Dios quiera que sea así, a ver si nos manda una buena ráfaga del Espíritu que nos ocasione un 'buen empujón' y nos llene el corazón y la vida de JESÚS. Amén.

No hay comentarios: