domingo, 20 de septiembre de 2009

Signos II

“Desde un punto de vista simplemente secular, no se puede explicar totalmente la vida religiosa. Dicho de otro modo, el estado de vida que comprende el celibato, la pobreza y la obediencia sólo puede ser plenamente comprendido en la fe. Por eso, sólo con su estilo y estado de vida expresan los religiosos hasta qué punto la fe es indispensable para la significación de su existencia. Viven de tal manera que su vida no tendría sentido alguno si Dios no existiera; o, dicho más positivamente, muestran que Dos es una realidad que puede colmar la vida humana. Y así dejan ver más explícitamente la realidad oculta de toda vida cristiana. Ahí reside el carisma profético de la vida religiosa.”(Piet van Breemen, “Te he llamado por tu nombre”, Sal Terrae, pg.238)


-------------------
Nota: el resaltado es mío.

2 comentarios:

Conchi dijo...

¡Saludos, María! ¿O te llamas Eugenia? Quizá, los dos nombres. Gracias por dejar tu saludo en mi blog. ¡Y ánimo con el tuyo!
Me gustaría que te identificaras más (foto, congregación...).
Me pasaré por aquí de vez en cuando.

Un abrazo

Eugenia dijo...

¡Bienvenida Conchi!
No pongo la foto y congregación para poder escribir con más libertad.
En cada congregación, en estos tiempos, tenemos muchos modos de ver distintos; y me daría pena que alguien se sintiera ofendido, o por lo menos dolido, porque otra hermana suya piensa -¡y pone en internet!- cosas que a ella no le parecen. O, por lo que yo publique, los que lo leen crean que todas mis hermanas están en lo mismo.
Mi intento es -sin protagonismos, y sin que nadie se duela- tener un espacio en internet donde se pueda pensar esto, públicamente, y diciendo, tranquilamente, cada uno lo que ve.
¡Un beso y gracias por la visita!
Por otra parte, tengo muchos amigos de internet que usan seudónimos.